Este municipio de aire colonial es la capital de la isla de La Palma, tiene una superficie de longitud de costa de 43,38 km2,  y su núcleo urbano está situado a una altitud de 4 metros sobre el nivel del mar, pero el resto del territorio se llega a extender hasta los 1.800 metros de altitud. Actualmente después de los Llanos de Aridane es el más poblado de la isla. Se encuentra ubicada en la vertiente oriental de La Palma, entre el Risco de la Concepción y el Barranco Seco. Santa Cruz disfruta durante todo el año de un clima suave, pero debido a la influencia de los vientos alisios procedentes del Océano Atlántico, es bastante habitual que esta parte de la isla esté cubierta por nubes.

En el casco urbano podrá encontrar pequeños barrios como los de San Telmo, El Puente, La Luz, Benahoare, San Sebastián, La Calle Real, El Marquito, La Alameda, y el Pilar.

En la periferia de estos barrios se encuentran los barrios de Velhoco, Calsinas, La Encarnación, Mirca, El Planto, La Dehesa, El Carmen y Las Nieves.

El puerto de Santa Cruz es el único puerto de pasajeros al igual que de mercancías que posee la isla, y tiene conexión directa con otros puertos como los dos de Tenerife, el de Los Cristianos y el de Santa Cruz, el de Cádiz, Las Palmas de Gran Canaria y Arrecife. La economía de este municipio es bastante próspera gracias al comercio, por ser la puerta de entrada y salida de productos desde su puerto, que posteriormente se distribuyen por toda la isla gracias a una red de carreteras bastante buena que le comunica con el resto de municipios. Al final del puerto es donde empieza la zona de comercio de la ciudad, formada por dos calles paralelas que tienen su final en la Avenida de El Puente y en la Plaza de La Alameda.

A Santa Cruz le pertenece un rico patrimonio artístico cultural de estilo barroco, renacentista y neoclásico, por ésto no debe perderse la Iglesia del Salvador, en la plaza España. Hay que destacar todas las obras de arte, sobre todo las de temática religiosa, que en en la época colonial fueron importadas desde Flandes y América. También hacerle mención de los dos teatros de los que dispone, son el Teatro Chico, restaurado de hace poco tiempo, y el Teatro Circo de Marte.

Otro sitio de interés turístico es el Palacio de Santa Catalina, este palacio fue construido entre los años 1.676 y 1.701 y representa un buen ejemplo de arquitectura renacentista militar italiana del siglo XVI.

De interés para visitar es también El Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves. Construcción del año 1.646 de arquitectura popular canaria, es el edificio religioso en el que se encuentra la imagen de Nuestra Señora de las Nieves, ésta es una talla gótica del siglo XIV, creada en terracota, con rasgos del arte románico pero en su periodo de decadencia. Otras piezas de arte a destacar dentro del Santuario son, el hermoso Cristo crucificado, las maravillosas figuras de San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores, la magistral talla del Arcángel San Miguel y la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, entre otras obras. Todo un placer para cualquier amante del arte.

Las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen de las Nieves, Santa Patrona de Santa Cruz, se celebran entre los meses de junio y julio. Se baja a la Virgen de las Nieves de su Santuario cada cinco años, los acabados en cero o en cinco. Destacan entre los espectáculos populares la Romería de la bajada de la Virgen, el desfile de Pandorgas, danzas de mascarones, la Danza de Acróbatas, el Festival del siglo XVIII o Minue y la famosa Danza de los Enanos, declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional.