Este municipio está situado al este de la isla. Tiene una extensión de 71,17 km2 y su altitud es de 500 metros sobre el nivel del mar.

Su ubicación le hace limitar por el Norte con Breña Baja, por el Sur con Fuencaliente, por el Oeste con el municipio El Paso y al Este con el Océano Atlántico. Su paisaje destaca por sus características volcánicas, con sitios de interés turístico tales como, el Parque arqueológico de Belmaco. Al municipio le pertenece uno de los principales yacimientos arqueológicos de la isla de La Palma, la Cueva de Belmaco, donde se hallan petroglifos de la época prehispánica, de cuando el pueblo benahoarita vivía en La Palma. Gracias a una edificación que hace la función de centro de recepción, el  recorrido permite visitar y disfrutar de los petroglifos, al igual que de otros objetos que se hallaron en este lugar.

Otro lugar interesante de visitar es el Museo Casa Roja. Se trata de un precioso edificio de trazas palaciegas, en el mismo núcleo urbano de la Villa de Mazo. Construido a principios del siglo XX, actualmente alberga un centro sobre el bordado tradicional del Municipio.

En el mes de Junio se celebra la festividad del Corpus Christi, su fiesta más señalada, en honor al Santo Patrono San Blas, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Estas fiestas se caracterizan porque las calles de la Villa se llenan de una explosión de color al ser adornadas con pasillo, sarcos, tapices y alfombras sobre grandes estructuras de cerrajería y carpintería, todo un espectáculo de ver.